Spanish Dutch English French German Hebrew Hindi Italian Japanese Portuguese Russian

Inicio

Proyecto: "Marcha de computadoras"

En Julio del 2000, Felipe Polo Wood, miembro fundador de QuipuNet, envió un mensaje a la lista comentándonos la posibilidad de una donación de 600 CPUs nuevas.

 

Correo electronico de Felipe Polo Wood

 

Adicionalmente, QuipuNet debería adquirir monitores, teclados y ratones para completarlas y, de este modo, pudieran ser utilizadas. Inmediatamente decidimos aceptar el reto y todos los voluntarios empezamos a trabajar en esta importante tarea. Se formaron cuatro comités quienes serían los responsables de coordinar la logística, recolectar los fondos necesarios para aceptar, embarcar y completar la donación, recibir los equipos en Perú y posteriormente distribuirlos a los beneficiarios. Dos de los comités se formaron en Perú, el tercero en North Carolina (USA) y el cuarto en el Estado de Washington (USA).

 

 

Uno de los comités en Perú tenía la responsabilidad de encontrar la forma menos costosa de desembarcar los equipos de la aduana. El otro comité tuvo la responsabilidad de encontrar fondos para completar las computadoras. El comité en North Carolina tenía que coordinar la aceptación de la donación y el embarque de las CPUs desde USA hacia Perú. El comité del Estado de Washington se encargó de buscar el dinero para cubrir los costos de embalaje, trámites, etc.

 


Revisando las CPUs en uno de los almacenes de Eiger (de izq. a der.): Víctor Cipriani, Edwin San Román y Carlos Rioja)


Ceremonia para la distribución de las computadoras en el norte

 

Después de solo una semana, el primer comité en Perú reportó que había encontrado a EIGER (Escuela Internacional de Gerencia), una ONG que estaba dispuesta a asumir todos los gastos de desaduanaje y hacerse cargo de la recepción de la donación a cambio de 250 CPUs.

 

El segundo comité, mientras tanto, contactó a muchas escuelas, organizaciones, clubes, asociaciones de padres de familia que estaban dispuestos a juntar el dinero necesario para completar estas CPUs para las escuelitas. Fue increíble observar el interés por lograr el objetivo. Varias escuelas iniciaron sus campañas para recolectar dinero. Hasta los niños empezaron a donar sus propinas!

 

El proyecto "Abraza una escuelita" se comprometió a completar 40 CPUs para donarlas a sus respectivas escuelitas abrazadas. Inicialmente se pensó comprar los monitores, teclado y ratón en los Estados Unidos, pero el comité en Perú encontró precios muy buenos en Perú.

 


Las CPUs llegando a la zona norte del Perú


Las CPUs llegando a Cusco

 

En Marzo del 2001 se habían completado todos los pasos para aceptar y mandar 544 CPUs. El comité de North Carolina, tomó este último paso de recoger y poner las CPUs en el contenedor que las llevaría a su destino. El contenedor llegó al Perú en Abril de 2001 y se entregaron las 250 CPUs a EIGER. Se completaron las 294 unidades restantes que fueron luego distribuidas y donadas a 45 diferentes organizaciones y escuelitas, la mayoría en sitios rurales del Perú.

 


Equipo de trabajo en el Perú (de izq. a der.): Paola Bazán, Edwin San Román, Blanca Rioja y Carlos Rioja


Las computadoras en una de las escuelas beneficiadas

 

 

Collage de Fotos
RSS
... mas que mil palabras
  • Slide11.JPG - By: webmaster
  • DSC00503.JPG - By: pbazanb